Belleza,  Blog,  Cabello

Cómo saber elegir el mejor shampoo para mi cabello

Saber elegir el shampoo correcto para cubrir la necesidad de nuestro cabello o cuero cabelludo es muy sencillo y yo te lo voy a contar ahora.

shampoo

Y es que llevar el cabello limpio es esencial para mantener tu melena sana, además de darte la mejor imagen. Bien, sabemos que existen diferentes tipos de piel como (grasa, seca, mixta o sensible). Pues también tenemos el mismo problema en nuestro cabello. Así que hoy vamos a ver qué tipo de shampoo sería el correcto para tu tipo de cabello.

¿Tu cuero cabelludo es seco o graso?

shampoo

La primera pregunta que hay que hacerse es si tenemos el cuero cabelludo seco o graso.

El cuero cabelludo graso

Suele estar relacionado con la piel grasa, se caracteriza por tener un aspecto aceitoso. Es un pelo que da la sensación de estar sucio, incluso horas después de haberlo lavado. El exceso de grasa es perjudicial a largo plazo. De hecho, en caso de tener caspa o dermatitis, ese exceso de grasa es aprovechado por el hongo Malassezia (agente fundamental en dicha caspa o dermatitis) para perpetuar este ciclo inflamatorio y de descamación.

Debemos encontrar un producto que realice una limpieza profunda, actuando sobre el folículo, sobre la producción de grasa y consiguiendo así un equilibrio adecuado. Que además proporcione brillo, hidratación y protección, pero sin excesos. Aquí son fundamentales los champús aniónicos (con compuestos como el Lauryl sulfato o los Succinatos). Estos son excelentes detergentes, pero corren el riesgo de ‘secar’ en exceso si el cuero cabelludo y el pelo no son grasos.

El cuero cabelludo seco

Es el caso opuesto, que se caracteriza por la falta de sebo, y que puede dar lugar a molestias por la sequedad excesiva como picores, caspa, etc. El pelo seco carece de brillo, es opaco y muestra siempre el mismo aspecto, aunque esté recién lavado. El pelo seco necesita más grasa, o bien consiguiendo que los folículos (a través de sus glándulas sebáceas) la produzcan o aportándola de forma externa. Aquí puede ser necesario, por tanto, complementar nuestra limpieza, con algún producto acondicionador o hidratante, pero el uso de un champú apropiado también es básico. Aquí suelen primar los champús catiónicos, con menor actividad detergente, pero con menor riesgo de resecar.

El pelo puede cambiar a lo largo de nuestra vida. Así en las primeras décadas de nuestra vida. Sobre todo, con la pubertad, el pelo tiende a ser más graso, pero con el paso de los años, puede volverse más seco.

Otros factores a tener en cuenta para elegir el shampoo

shampoo

A la hora de elegir un shampoo también hay que tener en cuenta otros tipos de cabello. Por ejemplo, los rizados, lisos, teñidos o con canas. La industria cosmética ofrece diferentes tipos de productos para cuidar cada uno. Por ejemplo, el pelo rizado tiende a estar más reseco y sufrir de encrespamiento. Por eso es aconsejable elegir un champú hidratante además de la utilización de mascarillas para favorecer la hidratación por más tiempo.

Shampoo

Para evitar que las canas amarilleen conviene utilizar un champú con pigmentos violetas. Mientras que si el cabello está teñido también se deberían elegir productos específicos para que tenga una mayor prolongación del color hasta la siguiente coloración.

Por otra parte, cuando el pelo presenta alguna patología como la caspa, la dermatitis seborreica o la caída, lo esencial es acudir a un dermatólogo. Este valorará el problema y recomendará el mejor tratamiento, así como la necesidad de cambiar de shampoo o no.

Consejos para un lavado perfecto con tu shampoo

En torno al lavado del pelo hay algunos mitos. Lavar mucho el pelo no es malo. Lo malo es no utilizar un producto adecuado. La frecuencia del lavado dependerá tanto del tipo de cuero cabelludo, el graso siempre necesita más lavados que el seco, como del estilo de vida y actividad. Si usas geles y cremas de peinado, deberías lavarlo más a menudo. Igual que si vas al gimnasio o vives en una gran ciudad, ya que con la contaminación también se ensucia más.

En el pelo largo y frondoso se recomienda aplicar dos veces el shampoo. Con pelo corto o escaso, puede ser suficiente con una vez, bien aplicado. Es importante que los componentes del champú penetren hasta el cuero cabelludo. Con lo que hay que masajear, al menos, durante 2 o 3 minutos para conseguir este efecto, salvo que tengamos el pelo corto y escaso.

¡Si te ha gustado este post date una vuelta por bellezasconsusana.com para ver más como este!

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.bellezasconsusana.com

ACEPTAR
Aviso de cookies
>>Traductor<<